Dieta para un vientre plano

dieta para un vientre plano
dieta para un vientre plano

No se puede conseguir un vientre plano sin una dieta y un ejercicio adecuados. La dieta es especialmente importante en este caso, ya que el exceso de calorías se depositará en la cintura en primer lugar. Además, la comida pesada provoca hinchazón, que también agranda el abdomen y dificulta el modelado de una cintura delgada. Entonces, ¿qué hay que comer para disfrutar de un vientre plano?

¿Qué dieta para un vientre plano?

¡¡¡Morirse de hambre no ayudará !!!

Un error típico de muchas dietas de adelgazamiento es la introducción de la inanición. Mucha gente piensa que la forma más fácil de conseguir un vientre plano es simplemente no comer o restringir severamente las calorías, pero estas tácticas tienen exactamente el efecto contrarioi. La inanición no funciona porque el cuerpo aprende rápidamente a hacer provisiones y no quemar grasa - Necesita energía para sobrevivir, y como la comida es escasa, la mayor parte de las reservas se destinan al tejido graso, y las calorías consumidas se digieren muy lentamente. Paradójicamente, perderás peso más rápido si comes más, si tu dieta está estructurada de forma correcta

Comer regularmente, ¿es importante?

qué para adelgazar

Aparte de las comidas en sí, la regularidad de las mismas es extremadamente importante. Lo ideal es comer a la misma hora todos los días, porque entonces el sistema digestivo funciona con mucha más eficacia, el metabolismo se acelera y el cuerpo no tiene tendencia a acumular grasa. También es bueno hacer comidas pequeñas pero frecuentes, por lo que un menú de cinco comidas ligeras siempre es mejor para la figura que dos más copiosas. También es necesario recordar que no hay que comer demasiados hidratos de carbono por la noche: hay que limitar el número de hidratos de carbono y, al mismo tiempo, aumentar el consumo de proteínas, que son más útiles antes de acostarse.

¡¡Recuerde que debe hacer ejercicio!!

El ejercicio también es esencial. La dieta es responsable de la mayor parte del éxito, pero sin el ejercicio es bastante imposible, porque es gracias al ejercicio que se desarrollan los músculos. No tienen que ser entrenamientos muy extenuantes, sólo cardio tres o cuatro veces a la semana, además de ejercicios para moldear la cintura y fortalecer los abdominales.

¿Cómo debe ser una dieta para adelgazar?

Ciertamente, en una dieta para adelgazar no hay lugar para los dulces, los aperitivos salados, los platos instantáneos (con mucha sal y azúcar), la comida rápida y las bebidas gaseosas. También es necesario limitar el consumo de platos fritos y de platos compuestos por productos hinchables: cebollas, guisantes, judías, etc. El enemigo de un vientre plano es también el pan blanco, que debe ser sustituido por pan integral; lo mismo ocurre con la pasta. La fruta también es traicionera: contiene muchos azúcares, así que, aunque la necesitas en tu dieta diaria, no debes abusar de ella y, desde luego, no debes comerla justo antes de acostarte.

Entonces, ¿qué se puede comer?

Por otro lado, puedes comer verduras crudas, grañones y arroz integral sin mayores restricciones. Los productos lácteos magros, especialmente los yogures naturales, son también un componente necesario de toda dieta saludable. También necesitas grasas, pero saludables, por ejemplo el aceite de oliva y el pescado azul de mar. También puedes añadir carne magra, como aves de corral o lomo de cerdo asado.

qué comer para tener un vientre plano
vientre plano

¡¡¡Ejemplo de menú para un vientre plano !!!

En una dieta de adelgazamiento no tienes que ceñirte a las mismas comidas todo el tiempo -de hecho, no deberías-, cuanto más variado sea el menú, mejor para tu figura delgada y tu salud. Las comidas se pueden componer como se desee, simplemente utilizando ingredientes menos calóricos. También es importante no comer en exceso por la noche, sobre todo de hidratos de carbono: la cena debe tomarse unas dos o tres horas antes de acostarse. Si sigues estas reglas, tu cintura se adelgazará visiblemente en unas dos semanas, y este efecto se acentuará con el paso de las semanas.

Un menú dietético típico tiene este aspecto, por ejemplo:

Para desayunar, preparamos copos de avena con unos cuantos frutos secos o freímos una tortita de grañones de trigo sarraceno y manzanas picadas, y preparamos infusiones sin azúcar para beber. Para un segundo desayuno, lo ideal es un postre saludable de fruta y yogur natural. Para el almuerzo vale la pena preparar algo caliente, como una sopa de tomate o pollo asado con ensalada. Como merienda puedes servir un puñado de frutos secos, una fruta no demasiado dulce, requesón con rábanos o un sándwich ligero con mozzarella y tomate. Para la cena puedes preparar una ensalada de arroz integral y atún o una ensalada de salmón, pepino y lechuga.

¿Cómo mantener una dieta y un vientre plano?

El cambio de hábitos alimentarios es tanto más eficaz cuanto que, una vez terminada la dieta, la forma de comer sigue siendo prácticamente la misma, por lo que el vientre se mantendrá plano durante mucho tiempo. Las dietas rápidas bajas en calorías tienen el inconveniente de ser extremadamente estrictas, lo que significa que al poco tiempo de terminarlas vuelves a tus antiguos hábitos y tu cintura vuelve a ensancharse, aparece el efecto yoyo.

También vale la pena organizar la dieta para incluir la mayor cantidad posible de productos sabrosos que realmente le gusten, entonces mantener la dieta es mucho más fácil, porque no implica grandes sacrificios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *